Yoga: Vela y Arado


Buenos días!! Tal y como os dije, hoy os traigo un post muy diferente a lo que venía publicando.

Como os comentaba hace unos días, uno de los nuevos hábitos que estoy introduciendo en mi vida ha sido el yoga. En realidad lo practiqué durante algunos meses hace muchos años, pero como dicen, "cada maestrillo tiene su truquillo" y la verdad es que es ahora cuando realmente siento que "vivo" el yoga.

El yoga no es solo una serie de posturas, es un modo de vida, un "click" en tu forma de pensar y de concebir la vida. Buscando un lugar para practicarlo, tuve la enorme suerte de conocer a Minerva, de Yoga Atenea y enseguida supe que eran a sus clases a las que quería asistir. Doy gracias por haberla encontrado en mi camino!
Llevo poco tiempo practicándolo, pero me apetece mucho compartir con vosotras algunas de las asanas (posturas) que solemos realizar en clase. Y así también ir viendo mis progresos. Empezamos hoy por Sarvangasana (la vela) y Halasana (el arado)

Primero que nada solemos hacer dos o tres minutos de meditación, para ser conscientes del aquí y ahora, prestar toda la atención a ese momento y a tu respiración, en definitiva, ser conscientes de lo que estas haciendo.




SARVANGASANA (La Vela)



SARVANGASANA - POSTURA SOBRE LOS HOMBROS, LA VELA

Esta postura estimula el funcionamiento de las glándulas tiroides y, por medio de ellas, el de todo el cuerpo. Ayuda a mantener la figura joven, la piel suave y es extraordinariamente beneficiosa para la mujer.
Cura la dispepsia, el estreñimiento, la apendicitis, las varices y los desórdenes gastrointestinales. Reduce la grasa. Hace que la columna vertebral se mantenga flexible y actúa sobre el sistema nervioso.

* Mantener la postura de 1 a 3 min.

Contraindicaciones:
Problemas cervicales graves, dolor de columna, lesiones de oídos, retina, tensión alta, contractura de hombros o cuello.


HALASANA (El Arado)



HALASANA - POSTURA DEL ARADO

Esta postura flexibiliza las regiones lumbares y cervicales de la columna y ayuda a que ésta se mantenga en excelentes condiciones.
Masajea los órganos abdominales. Los 31 pares de nervios espinales son alimentados y tonificados por la corriente sanguínea. También alarga los músculos de las piernas, de la espalda, hombros y brazos. Previene contra la oxidificación prematura de las vértebras, los males del hígado, el bazo y la obesidad. Corrige las torceduras del cuello, el lumbago y la neuralgia.

* Mantener la postura de 1 a 3 min.


Contraindicaciones:
Lo mismo que la anterior postura 


INFO: OCHORAMAS


Muy importante, para deshacer la postura no os dejéis caer de golpe, ya que prodríais haceros daño. Hay que volver a la postura inicial lentamente, haciendo fuerza con el jara "abdomen"  e ir apoyando la espalda vertebra a vertebra.

Y para finalizar habría que hacer una contrapostura, que bien podría ser un mini puente... en el próximo post de yoga intentaré acordarme de poner la contrapostura correspondiente :P

Espero que os haya gustado y que os entre el gusanillo por conocer más, sin duda el Yoga siempre es una buena idea!

Muchas gracias por pasaros y por los comentarios, hasta pronto!

R



Comentarios

  1. Esas posturas se hacen también en pilates, a mi después me molesta un poco en el cuello pero es que hacíamos series de 10 (no se en yoga), los ejercicios son iguales, bajando lento pero aguantando menos la postura por que, por lo menos con mi profesor, las clases eran muy activas. Quien dice que el yoga o el pilates son clases suaves no tiene ni idea!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sara!

      Nosotros practicamos Hatha Yoga, además lo hacemos de 19:30 a 20:30h así que las clases no son dinámicas porque estamos ya cerca de la noche y así no nos activamos más de la cuenta. Por lo que los ejercicios suelen ser más bien estáticos, y ya te digo que te cansas y mucho! Después de cada asana solemos relajar un poquito, en este caso tumbada boca arriba puedes mover la cabeza de lado a lado lentamente para desentumecer el cuello. Como dice mi profe Minerva, después de cada ejercicio también hay que disfrutar de ese momento de relajación para absorber todos los beneficios de la postura.

      jaja no no tienen idea, ayer mismo hicimos la silla y quédate en esa posición un minuto o más... buffff!!

      besos guapa!

      Eliminar
  2. GUAU! Qué elasticidad! Yo hubo unos años que iba dos horas cada semana, la verdad que eran unas horas de relajación y conexión conmigo misma que me iban fenomenal, luego dejé de ir al gimnasio, lo cambié por el running al aire libre y aabndoné el yoga, debería retomarlo así, como tú, yo, mi esterilla y mi parque favorito! ;-)

    Besos rojos por doquier!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo normalmente lo practico en clase, somos un grupo reducido y estoy muy a gusto, pero ahora que llega el verano y que se terminan las clases durante dos meses, tiraré de parques o playa para no perder la costumbre, ya me contarás si empiezas de nuevo con el yoga, creo que te iría genial combinándolo con el running.

      besos!

      Eliminar
  3. Hola Rosa! Me encanta que hayas vuelto con tu blog, tengo q dedicar un rato a ver los posts anteriores otro día. Me ha gustado mucho este post pq a veces miro cosas sobre yoga en internet y no me queda claro por donde empezar pq hay mucha información desordenada. Tus fotos son perfectas con ese movimiento de la imagen. Yo tngo q coger el coche para ir a yoga y la verdad eso no me agrada, por eso intentaré hacer algo por mi cuenta. Si publicas mas sobre yoga, me vendrá fenomenal. Q tngas buen finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! Cuanto tiempo, verdad??

      Pues claro que publicaré más, aunque la verdad, como un profesor no hay nada, porque al menos en mi caso, en la clase mi profe está muy pendiente de nosotros, y además si tu le cuentas si tienes alguna molestia en especial te indica que tipo de ejercicio hacer y cual no, a veces nos dice que hagamos un ejercicio y a una persona en concreto le dice que lo haga de otra forma porque sabe que por ejemplo, tiene mal las cervicales...

      Pero bueno, me alegra saber que al menos al ver el post te han entrado ganas de practicarlo, yo seguiré publicando, así también es una forma de ir aprendiendo y perfeccionando para mí.

      En cuanto a estos ejercicios, no sé explicarte el porqué, pero no son recomendables cuando tienes la menstruación, ya que inviertes los órganos y eso no debe ser bueno. Por si decides practicarlos, para que lo tengas en cuenta.

      Muchas gracias por tu comentario guapa!

      besos

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares