Miércoles saludable: Yoga

karnapidasana yoga littledreamsbyr


Hola! ¿Cómo lleváis la semana? Hoy os traigo una asana que a primera vista parece una locura, pero que en realidad no es tan tan difícil conseguir.




Karnapidasana 

O postura de las rodillas a las orejas, es un intenso estiramiento hacia delante que exige mucha flexibilidad en la columna, al tiempo que ejerce una gran presión en el cuello. Puede que al principio cueste un poco, pero para mi es una asana muy enriquecedora, me relaja muchísimo. 

Para realizar la postura, nos tumbamos boca arriba y nos vamos a la postura del arado (recordar aquí) y desde ahí flexionamos las rodillas hacia las orejas. Una vez estés cómoda puedes estirar los brazos en el suelo detrás de ti y entrelazar los dedos.




Este sería el resultado final, aunque cada cuerpo es un mundo y llegamos donde llegamos. A mi aún me faltan unos centímetros para tocar con las piernas al suelo. Nunca hay que forzar y hacerse daño, el ejercicio ya se está haciendo ahí donde lleguemos, pero sí ponemos voluntad para poco a poco ir más allá.

***

Para seguir trabajando un poco más y así ir dándole algo más de flexibilidad a nuestra columna, podemos coger nuestros talones (o sujetarnos por detrás de las rodillas) y empujar hacia la tierra para intensificar el estiramiento.

Mantenemos esta postura de cinco a diez respiraciones lentas. Recordar, que además de flexibilizar la columna, mediante nuestras respiraciones, estamos haciendo un masaje a nuestros órganos internos.



karnapidasana yoga littledreamsbyr

karnapidasana yoga littledreamsbyr


Deshacemos la postura lentamente, bajando la espalda con la fuerza de los abdominales y si es necesario, sujetándonos la espalda para no caer de golpe. Después movilizamos el cuello, que parecerá resentido, pero en realidad al momento yo siento un gran desbloqueo.


Beneficios:

- Flexibiliza y fortalece la columna vertebral y los hombros.
- Estimula órganos abdominales (hígado, bazo), las vértebras cervicales y la glándula tiroides y paratiróides.
- Activa la circulación sanguínea y linfática, aumentando la vitalidad.
- Alivia el dolor de cabeza, la espalda, síntomas de la menopausia, de sinusitis, lumbago, artritis.
- Calma el cerebro y reduce el estrés.

Contraindicaciones:

- Menstruación y diarrea.
- Lesiones de cuello.
- Asma y presión arterial alta: sujetar las piernas (bloques, sillas...)



¿Qué os ha parecido la asana de hoy?

Espero vuestros comentarios contándome si la habéis practicado alguna vez, si os resulta tan agradable como a mi... contadme!


Hasta el viernes!



Image and video hosting by TinyPic



Comentarios

  1. Me encantan estas posturas que estiran la espalda, a mi también me resulta muy relajantantes ;)

    ResponderEliminar
  2. Hola, me encantaría poder hacer esta postura y hacer yoga, besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares