Ir al contenido principal

Destacados

INVIERTE MÁS EN TI, 3 TERAPIAS PARA CUIDARTE POR DENTRO Y POR FUERA

Muchas veces pensamos que gastar 30€ en un masaje es demasiado, -no puedo gastar tanto dinero!-, nos decimos. En cambio, luego llegan las rebajas y gastamos muchísimo más en ropa que, admitámoslo, no necesitamos.
Parece estar más aceptado el hecho de gastar dinero en cosas materiales, pero invertir en nosotros mismos, en nuestro bienestar físico y emocional, nos cuesta aceptarlo como algo normal.
Te propongo tres tratamientos que deberías incluir en tu vida al menos cada x tiempo, dependiendo de tus necesidades. Al fin y al cabo, nos lo merecemos!



UN MASAJE AL MES
Hace tiempo que tomé esta medida y no puedo estar más contenta. Antes solo me daba masajes cuando mi espalda me decía 'ya no puedo más'. Eran sesiones obligatorias y dolorosas debido a mi tendencia a las contracturas musculares, algo normal teniendo en cuenta que trabajo muchas horas delante de un ordenador. Hasta que un día me dije que no podía esperar a no poder girar el cuello para ir al masajista. Desde entonces …

Miércoles de Yoga


Hola!!! Sobre la postura de hoy he estado buscando información y la verdad, no he encontrado lo que esperaba, así que hoy os voy a contar cuales son mis sensaciones al practicar esta asana que es una variante de La Paloma.




La primera vez que practiqué esta postura, fue en uno de los retos de Instagram de @blanca_bz . Cuando comencé a construir la postura me di cuenta inmediatamente de que era mucho más dura de lo que yo creí en un principio. Primero coloqué una de las piernas delante y cuando fui a coger el pie para llevarlo al brazo sentí que no lo iba a poder lograr. 
En ese momento estaba sola en casa y pensé que no podría subir la asana a ig porque no iba a poder poner la punta del pie en la parte interna de mi codo. "Ojalá estuviese H aquí para ayudarme" pensé, pero yo que soy un poquito terca, aunque no lo parezca, me recoloqué, inspiré y espiré varias veces y volví a intentarlo. Era duro, pero poco a poco iba acercando mi pie al lugar que yo quería, tenía la espalda corvada y la cabeza gacha pero finalmente puede apoyar los deditos, y una vez ahí intentar enderezarse un poco era mucho más fácil. 

Esa primera vez fue hace 22 semanas, y aunque realmente no he practicado mucho esta asana, al menos puedo decir que no me cuesta tanto como al principio, y aunque me queda un largo camino hasta llegar a hacerla "perfecta" estoy muy orgullosa de los pequeños avances que voy haciendo, y además el trabajo ya está ahí.

Os dejo con las fotos, espero que os gusten y me digáis que os ha parecido esta asana. Namasté!












Image and video hosting by TinyPic

Comentarios

  1. No he probado esta postura pero creo que a día de hoy sería incapaz de ejecutarla!
    Besotes

    www.mybeautrip.com

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

@rosabueso_